Los cañones de confeti son unos de los elementos más utilizados en las fiestas y, como efectos especiales, en celebraciones de todo tipo. Es una forma divertida de entretener y animar a todos los invitados. Al tener un sistema tan sencillo, es posible que cualquier persona con mínimos conocimientos de efectos especiales puedan  utilizarlo de manera que la diversión no tenga límites. La venta de confeti es algo muy común para este tipo de celebraciones.

Básicamente, el cañón de confeti es un tubo que tiene un mecanismo con aire comprimido. Al activar dicho mecanismo, el propio tubo expulsa una cierta cantidad de papelitos de colores o serpentinas con la fuerza suficiente para esparcirse. Hay varios tipos de cañón de confeti, pero, principalmente, se diferencian en dos grupos: los manuales y los eléctricos.

Consejos de utilización

- Decidir qué tipo de confeti quieres utilizar es importante, puesto que existen muchas formas y colores, normalmente. Dependiendo del tipo de fiesta o evento que tengas entre manos te decantarás por un tipo u otro. No es lo mismo hacer una fiesta de cumpleaños infantil en casa que un concierto de rock.

- Los cañones de confeti tienen cierta fuerza y presión a la hora de expulsar la serpentina. Has de evitar apuntar al cuerpo de alguien. Además, dependiendo del ángulo que utilices conseguirás un efecto u otro.

- Los cañones de confeti, la máquina de humo o cualquier tipo de producto para efectos especiales deben ser probados antes de que empiece el espectáculo o la fiesta para que no haya fallos notables. Es cierto que, con la práctica, se perfecciona la técnica, pero nunca está de más comprobar que todo esté en orden.

Indudablemente, el cañón de confeti es un fiel aliado para celebraciones, pues entretiene y divierte a niños, mayores y personas de todas las edades.