Cuando se participa en un evento donde se utiliza una máquina de CO2 para crear efectos especiales, el recuerdo es imborrable. Esta máquina puede llenar un local de una especie de niebla que desaparece al cabo de unos segundos y que es capaz de refrescar el ambiente. Otros elementos como el confeti o los lanzallamas, también resultan espectaculares cuando se trata de animar una fiesta.

Existen varios modelos de maquinas de CO2, desde los mas habituales que producen una columna de CO2 de 6 o 7 metros, hasta las mas avanzadas con 5 salidas móviles que provocan una columna de 20 metros de altura, o las divertidas pistolas.

Efecto megatrón

Este efecto se consigue enchufando botellas de Co2 con sonda a la máquina elegida. Los sistemas de fijación entre la máquina y la botella cuentan con enchufes rápidos, dotan a todas estas máquinas de importantísimas medidas de seguridad para evitar cualquier tipo de accidente en su manipulación.

El anhídrido carbónico o dióxido de carbono se expande con una altísima presión. El proceso se inicia con un ruido, propio de estos dos elementos al entrar en contacto con el aire y expandirse, lo que causa una columna de neblina que irá saliendo desde el cañón de la máquina e irá aproximándose hasta llegar a los asistentes. Como efecto secundario de esta reacción se produce una disminución de la temperatura. De este modo conseguimos el efecto niebla tan divertido en los eventos sociales.

Un efecto alucinante que no puede faltar en una discoteca importante.

Efecto co2 megatron