Este tipo de máquinas son aparatos que se utilizan para muchos tipos de cosas, principalmente para efectos especiales. La función principal es que genera un vapor espeso bastante parecido al humo o la niebla densa. Para conseguir esto, se deposita un fluido (normalmente acuoso) sobre una base caliente para que se evapore y al contacto con el aire exterior consiga ese efecto de humo tan característico.

Usos más frecuentes de las máquinas de humo

Es fácil encontrar máquinas de humo en los sets de rodaje ya sean de películas o series, principalmente de terror, pero se usan en muchos otros. Cuando la escena transcurre en un cementerio o es el momento de que aparezca un monstruo, esta máquina consigue el efecto deseado.

Por otro lado, también se utiliza mucho en las fiestas. Podemos verlo en eventos con temática de Halloween o simplemente en discotecas y conciertos. Por ejemplo, en las fiestas musicales vienen muy bien las máquinas de humo para hacer efectos con las luces. En los espectáculos de grandes magnitudes se suelen combinar con lanzallamas o confeti para crear mayor impacto escénico.

En el mundo profesional también pueden usarse para detectar fugas de aire en tuneles de viento y comprobaciones de filtros.

¿Por qué usarlas?

Las máquinas de humo pueden ser la clave para animar y dar efectos especiales a tus mejores fiestas o eventos. Es un aparato sencillo de utilizar que ameniza y ambienta cualquier reunión o decorado. Además, al ser regulables y tener varios tipos de humo es aplicable a todo tipo de situaciones.

¡Que no te falte un detalle en tus fiestas!

Con la cantidad de usos que tiene, la variedad de situaciones en las que se utiliza, el fácil manejo y mantenimiento no hay excusa. ¡Usa una máquina de humo para tener los mejores efectos especiales!